La muerte sobre campo mexicano

Actualizado: 22 de abr de 2020

Y ahora la enfermedad se esparce por todo el mundo, las víctimas son relativamente pocas, no así el impacto económico y la incertidumbre en las personas que viven del día a día.


Uno no puede más que preguntarse, que pasaría en tiempos de antaño cuando la comida misma podría terminarse, cuando pueblos enteros eran decimados ante la incertidumbre de una plaga hambrienta de vidas latentes. Aún en nuestros tiempos, aún con los conocimientos de la tecnología moderna el humano cae, se vuelve torpe y supersticioso levantan cacofonías de voces hablando una contra la otra. Aún en nuestra época hay confusión y algunas veces los virus se transforman en entidades abstractas cuasimágicas, de poderes más bien inciertos, algunas veces susceptibles a remedios caseros, otras casi indestructibles, o producto de ambiciones y planes maquiavélicos en otros países.


Lo cierto es que los virus pertenecen al mundo natural, una consecuencia ineludible a la vida misma, con todo el potencial que conllevan de impactar los seres vivos, y la verdad es que por mera estadística no es raro que ocurra después de todo la vida cambia se adapta se abre paso a nuevas formas y con ellas los virus que dependen de los misma vida para existir.


Solo nos queda nuestra tarea, resistir y estar conscientes de que somos una comunidad y como tal nuestro comportamiento cuidadoso o no, tiene impacto en los demás, soportemos lo mejor que podamos estos días, y esperemos que la inevitable siguiente pandemia no sea más fuerte que el humano.



#fuerza #pandemia #mexico #covid19


62 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo