Perlas Venecianas en la Nación Inuit


Cuentas de cristal de Venecia

El contacto entre los continentes europeo y americano cada día parece más matizado, más complejo de lo que sabíamos hasta hace unos años, como nos muestra el descubrimiento de unas pequeñas cuentas de cristal del tamaño de una mora y es que para ojos no entrenados las cuentas no parecerían tan especiales, pero resulta que la manufactura de esas cuentas en especifico, en ese periodo de tiempo únicamente se hacía en Venecia en los años 1400 casi cien años antes de la llegada de Colón y para sorpresa de un grupo de arqueólogos estas se encontraron muy profundo en territorio Inuit, y hasta ahora, no se han descubierto más, lo que habla de una gran historia oculta por los velos del tiempo.


Por supuesto esto solo agrega cada vez más capas, al contacto entre "el viejo" y el "nuevo" mundo, se sabe que los vikingos habían tocado costas americanas años antes que colon, así como recuentos aunque no probados de contacto por parte de los egipcios, romanos y chinos, aclarando que hasta ahora no existen pruebas concretas por parte de estas ultimas civilizaciones pero como decíamos, cada vez se matiza más el contacto entre ambos continentes y como las cosas tienden a ser sutilmente mucho más complicadas de lo que pensamos.


Hechas en Italia, estas pequeñas cuenta s azules debieron viajar mas de 16,000 kilómetros en los bolsillos de nativos aventureros, que debieron cruzar por el estrecho de Bering hacia Alaska.


Diez cuentas de las que se sabe hasta ahora sobrevivieron a siglos de estar expuestas al frío del norte de Alaska, pero un equipo de arqueólogos, recientemente desentrañaron el misterio de las cuentas en un estudio publicado en el diario de antigüedades Americanas.


El descubrimiento fue realizado por el arqueólogo Mike Kunz, en tres locaciones distintas, una de ellas Punyik Point a casi dos kilómetros de la brecha continental, en Brooks Range un sitio desocupado actualmente, pero que se estima era un campamento de temporada, localizado tierra adentro que fue usado por varias generaciones de Inuits.


Punyik Point fue una antigua ruta de comercio que cubría desde el estrecho de Bering hasta el océano Ártico y fue probablemente utilizado para cazar caribúes en sus rutas migratorias.



Piezas adicionales

Arqueólogos excavaron en Punyik Point desde los años 50 cuando William Irving encontró dos de las primeras cuentas, aunque en ese momento existía la sospecha de la implicación del descubrimiento no existía la tecnología para corroborarlo. No fue hasta 2004 que Mike Kuns y su equipo regresaron al sitio que encontraron tres cuentas más, adicionalmente piezas de brazaletes de cobre que podían ser analizados, además de piezas orgánicas que podían ser datadas por carbono, recordemos que las piezas no orgánicas no pueden ser datadas de esta forma.


Enviaron un pequeño fragmento tejido con corteza de sauce, para pruebas de radiocarbono los resultados llegaron unos meses más tarde.


"Casi nos caimos de espaldas" dijo Kunz, "regresó indicando que la planta estaba viva en algún punto de los 1400, era, sorprendente"

Resultados similares fueron obtenidos al datar otros objetos de excavaciones cercanas a donde se encontraron las cuentas, fue entonces que los arqueólogos se dieron cuenta de la gran historia que contaban las humildes piezas de vidrio.


Esta era la más temprana de las pruebas que indudablemente mostraban materiales siendo transportados al nuevo mundo sobre tierra, dijo Kunz.

Las cuentas en la tundra al norte de Alaska vinieron de Venecia en el mar Adriático a medio mundo de distancia, Kunz y Mills descubrieron eso al estudiar la historia de como se hacía el vidrio en la ciudad de Venecia.


Así que finalmente los estudios mostraron que las cuentas debieron llegar a Punyik Point an algún punto entre los 1440 y los 1480, años antes que Colón si quiera pensara en su viaje.


¿Cómo es que llegaron las cuentas a tales sitios desde Venecia?


Bueno esto es lo que se piensa:


En los 1400, los artesanos en la ciudad estado de Venecia comerciaban con Asía, las cuentas tal vez hayan viajado en carruajes tirados por caballo, por la ruta de la seda hacia el este, hacia china, desde ahí "estas cuentas Venecianas encontraron su camino a tierras internas nativas, algunas moviéndose al lejano este ruso, dijeron los autores".


Después de semejante viaje un comerciante pudo haber guardado las cuentas en su kayak, en el extremo oriental de la costa de Bering, de ahí debió emprender el viaje a la costa de Alaska moderna, el cruce del estrecho de Bering mide 84 kilómetros en su punto más estrecho.


Kunz y Mills piensan que las cuentas encontradas en Puniyk Point, y otros dos sitios probablemente llegaron a un centro antiguo de comercio llamado llamado Shashalik, al norte del actual Kotzebue y justo al oeste de Noatak, desde ahí la gente probablemente se movía a pie o con trineos llevados por algunos perros, lo llevaron tierra adentro.

Alguien en Punyik point tal vez ató las exóticas cuentas azules a un collar, que perdieron y dejaron atrás mientras seguían su viaje, mismas que permanecieron cientos de años en el lugar hasta ser descubiertas posteriormente.


Aún hay mucho por descubrir por saber de esta tierra, y le gusta desvelar sus secretos de apoco gota a gota, para mostrarnos que nuestra imaginación y conocimiento, aún tiene mucho por aprender.



fuente: University of Alaska Fairbanks


6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo